Alergias alimentarias

posted in: Sin categoría | 3

 

 

 

¿Qué son las alergias alimentarias?

Las alergias alimentarias se pueden en­globar dentro del término general de reacciones adversas al alimento, que se refiere a las reacciones indeseadas causadas por un alimento que se ha ingerido. Existen distintos tipos de reacciones adversas que pueden estar causadas por mecanismos inmunológicos o no.

Las reacciones adversas no inmunomediadas pueden ser metabólicas (como la intolerancia a la lactosa),  farmacológicas (como las producidas por alimentos que contienen histamina), intoxicaciones alimentarias (por toxinas bacterianas, fúngicas o de otro tipo) o reacciones idiosincrásicas (como la enteropatía sensible al gluten del Setter Irlandés).

Las reacciones adversas inmunomediadas dan lugar a las alergias o hipersensibilidades alimentarias, en las que el organismo reconoce la proteína del alimento como extraña y activa el sistema inmunitario para luchar contra ella.

 

Síntomas

El síntoma principal es la picazón o comezón en la piel que afecta principalmente a la cara, las pezuñas, las orejas, las patas delanteras, las axilas y el área alrededor del ano. Los síntomas también pueden incluir infecciones de oído crónicas o recurrentes, caída del pelo y calvas en el pelaje, rascarse en exceso, puntos calientes y aquellas infecciones de la piel que responden al uso de antibióticos, pero que reaparecen después de suspender su administración.

La distribución de los signos clínicos es indistinguible con respecto a la distribución de la dermatitis atópica: cara, orejas, axilas, región inguinal y abdomen. En una serie de casos de alergia alimentaria el 24% de los perros presentaban otitis externa como único síntoma, y en el 80% la otitis era uno de los síntomas. En el 10-31% de los casos concurren síntomas gastrointestinales como vómitos intermitentes, heces sueltas, diarrea crónica, motilidad intestinal aumentada y borborigmos.

A nivel cutáneo, además del prurito, las reacciones adversas al alimento pueden presentar seborrea, pioderma superficial recurrente y cualquier forma de vasculitis, urticaria y eritema multiforme.

Muchos de los casos suceden a una edad temprana y se ha descrito que los síntomas clínicos se manifiestan antes de un año en el 48% de los casos en las reacciones adversas al alimento, mientras que en la dermatitis atópica es solo en el 16% de los casos.

Diagnóstico

El único método de diagnóstico preciso de la alergia alimentaria es la administración de una dieta de eliminación y el posterior test de provocación. Se observará la remisión de los signos clínicos al administrar una dieta de eliminación durante un mínimo de 6 semanas, seguida de una recurrencia de los mismos después de la provocación (0-14 días) con la alimentación previa. El diagnóstico se confirmará con la resolución de los síntomas cuando vuelve de nuevo a la dieta de eliminación.

Otras pruebas (tests intradérmicos, tests serológicos) tienen un valor diagnóstico limitado por su insuficiente sensibilidad y especificidad.

Hidrolizados de nueva generación

Aunque la probabilidad de producirse una respuesta alérgica disminuye con los hidrolizados, todavía es posible que se produzca una reacción alérgica. Por eso, después de años de investigación, por fin aparece en el mercado un nuevo tipo de hidrolizados de nueva generación. La fuente de proteína se somete a una hidrólisis extrema y su peso molecular queda por debajo de 1 kD, mucho menor que el de las que había hasta ahora. Como fuente de carbohidratos se emplea almidón de maíz purificado, que no contiene nada de proteína, ni fibra, ni grasa. Y por último, toda su elaboración se realiza en una línea de producción propia y se somete a estrictos controles, para garantizar que no se produce ningún tipo de contaminación durante todo el proceso. Esta nueva opción supone una posibilidad para muchos casos, especialmente interesante para aquellos que no respondían con las dietas comerciales disponibles hasta ahora.

 

Tratamiento

El tratamiento consiste en evitar los ingredientes que le provocan la alergia el perro, por lo que una vez identificados, se busca una dieta que no los contenga en su fórmula. Existen muchos alimentos comerciales que ahora tienen como fuentes de proteína productos poco usuales para los perros como la carne de canguro, pescado, huevo, pato; o los alimentos hipoalergénicos más avanzados que tiene proteína hidrolizada, que es una modificación que se realiza a las proteínas para cambiar su estructura natural y así evitar que el organismo las identifique y reaccione a ellas.

La dieta de eliminación ideal

Las dietas de eliminación pueden ser comerciales o caseras. Algunos autores prefieren las caseras, aunque reconocen que presentan dos grandes inconvenientes: por un lado pueden estar desequilibradas, sobre todo a largo plazo, y por otro, requieren una gran cantidad de tiempo y esfuerzo para buscar y comprar los ingredientes, y después para prepararlas. Además se ha comprobado que los propietarios colaboran mejor y son más constantes con las dietas comerciales. Existe una gran variedad de dietas con proteína seleccionada, y desde hace años también están disponibles en el mercado dietas basadas en proteína hidrolizada. En ellas la fuente de proteína (normalmente pollo o soja) es degradada por hidrólisis enzimática, dando lugar a péptidos de menor peso molecular

Se dice que más del 40% de los problemas de piel en perros puede ser atribuido a las alergias alimentarias.

 

Fuentes: Gemma Baciero
Departamento de Comunicación Científica de Royal Canin

 

 

 

3 Responses

  1. Judi
    | Responder

    Una vez mas te has superado, en serio genial entrada!!!
    Enhorabuena

  2. Alysa
    | Responder

    Me ha encantado este artículo y nunca antes había leído una opinión como esta sobre el
    tema, excelente ! Felicidades

  3. www.mundosalud.org
    | Responder

    Me ha apasionado este texto y nunca antes había leído una opinión como esta
    sobre el tema, excelente ! Enhorabuena

Leave a Reply