Labrador Retriver

posted in: Sin categoría | 11

 

El perro Labrador Retriever (al igual que el Golden Retriever) es de una casta maravillosa, un gran compañero de la familia y un perro cariñoso, juguetón y activo. Tiene un porte y apariencia elegantes, pero debemos prestar especial atención a la alimentación de esta raza para cuidar de su pelaje y también de su estructura, que puede sufrir enormemente por causa de la sobrealimentación que los puede conducir rápidamente a la obesidad.

A continuación algunas patologías de la raza Labrador:

 

La obesidad en el labrador

Cada animal posee una dimensión corporal propia, eso está claro. Pero también hay estándares recomendados, como sucede con nosotros los humanos. En perros Labrador machos el peso corporal total debería permanecer entre los 27Kg y los 34Kg, mientras que para las hembras adultas no preñadas debería estar entre 25Kg y 32Kg. Un peso que exceda esos niveles se considera obeso, y conlleva serias consecuencias para la salud y el bienestar de tu mascota.

La obesidad en el Labrador ocasiona problemas óseos y articulares/musculares como displasia de cadera, codos y extremidades, y también afecta los sistemas cardiovascular, respiratorio e incluso al sentido de la vista. Tu perro estará menos activo, tendrá trastornos digestivos, y su pelaje se verá opaco, y también enmarañado en canes de pelaje más largo.

Ya que el Labrador es un perro activo e inquieto, puedes aprovechar sus energías para fomentar juegos diarios. Una hora de juego al día es lo ideal para esta raza, sin alterar tu ciclo laboral y aprovechando actividades que impulsen su movimiento, como correr a por una pelota o buscar objetos.

Un paseo diario también es necesario. No sólo mantiene el tono muscular fuerte y el porte erguido, sino también estimula sus sistemas cardiovascular y digestivo. Además relaja la mente y los sentidos (de tu mascota y también los tuyos). En especial durante la etapa de cachorro y hasta los 7,8 años, el perro Labrador requiere de largos paseos. Si tu jardín no es lo suficientemente espacioso, asegúrate de salir a pasear con él cada día.

Displasia de cadera

 

La displasia de cadera es la enfermedad ortopédica más frecuente en perros, especialmente en labradores. Esto se debe a que es más común en perros de mayor tamaño y peso. Los labradores son perros que presentan un crecimiento rápido y las masas musculares pélvicas disminuyen con el paso del tiempo.

La displasia de cadera es una congruencia inadecuada de la cadera con las cabezas femorales. Estas últimas pueden observarse luxadas. Cuando las articulaciones se encuentran muy afectadas aparece un desplazamiento lateral de las cabezas femorales, que son las responsables del movimiento y la articulación.

 

En consecuencia la articulación de la cadera se inflama, se daña y por último se debilita la cadera. Se desgastan los cartílagos y los cambios degenerativos son cada vez mayores, apareciendo así la osteoartrosis.

Para detectarla es importante prestarle atención a algunos síntomas que pueden manifestarse. La primer consulta al veterinario aparecen por las dificultades para levantarse y poca estabilidad. Puede suceder que no se manifieste ningún síntoma y el perro llegue a su adultez sin problemas. No obstante, en algún momento de sus vidas van a aparecen los síntomas.

Algunas de las consecuencias de esta enfermedad son la intolerancia al ejercicio, atrofias musculares, incluso pueden ponerse más agresivos debido al dolor. Empiezan a verse más restringidos ante determinados movimientos como correr o saltar.

 

Aunque sea justamente considerado como una de las razas más fuertes y trabajadoras, los labradores retriever no están exentos de sufrir algunas patologías que son propias de la raza, pero que pueden prevenirse o incluso evitarse con los cuidados oportunos.

A continuación citaremos algunas de las enfermedades más comunes en estos animales con el objetivo de informar y que mediante el conocimiento, puedas acudir tempranamente a una visita veterinaria y arbitrar todos los medios para que tu labrador goce de óptima salud durante gran parte de su vida.

 

Displasia de codo

Tal como sucede en el caso de la displasia de cadera, de la que ya nos hemos ocupado en entradas anteriores, la displasia de codo también tiene una fundamentación genética y se manifiesta desde muy temprana edad. Por lo general aparece alrededor del primer año de vida por lo que resulta primordial efectuar los controles radiológicos frecuentes ya que se trata de una patología que puede ser asintomática y es preciso anticiparse a las dolorosas consecuencias de una atención tardía.

Miopatia de la cola

Esta afección se conoce también como “cola húmeda” y no es exclusiva de los labradores pero suele manifestarse con cierta frecuencia. El síntoma más contundente es la parálisis de la cola que por lo general es activa y vivaz en esta raza. Entre las causas más comunes que pueden producir Miopatía de la cola podemos citar los entrenamientos prolongados, áreas de reposo poco adecuadas, baño en aguas frías, entre otras. Con tratamiento veterinario esta patología es fácilmente reversible mediante la administración de antiinflamatorios y otros medicamentos. No debe ser motivo de alarma para los dueños.

Rotura de ligamento cruzado anterior

Aunque no se trata de una patología de origen genético, es muy común en la raza debido a una debilidad manifiesta en la rodilla acentuada por el peso del animal y la exacerbada actividad física que realiza. La manera más recomendada de prevención es mediante radiografías periódicas y llegado el caso, una intervención quirúrgica.

 

Dermatitis por contacto, una afección frecuente

 

A pesar de todos los cuidados que puedas ofrecerle a tu mascota, en algunas oportunidad, su propios hábitos hacen que se manifiesten algunas enfermedades a las que conviene prestarles atención.

Este es el caso de las muy comunes “dermatitis por contacto”. Este tipo de afecciones se caracterizan por la aparición en ciertas áreas del cuerpo del animal de lesiones superficiales de la piel, manchas rojizas y en algunos caos hasta pequeñas pústulas o ampollas.

En principio no debes alarmarte, sino acudir a la consulta profesional con un veterinario especializado en mascotas domésticas quien seguramente indicará un tratamiento basado en corticoides o antibióticos que podrán ser suministrados vía oral o aplicados mediante cremas de manera tópica.

Las dermatitis de contacto se producen de manera más frecuente en testículos, ingles, abdomen o codos y su factor principal es el contacto (tal vez demasiado) con alfombras, tierra seca o pasto. Otro motivo habitual es el hecho de que sobre pisos o alfombras se utilicen productos de limpieza que producen alguna reacción alérgica en el animal.

Será tu veterinario la persona más indicada para establecer el tipo de dermatitis que tu labrador manifiesta e indicarte los pasos más adecuados a seguir para curar su delicada piel y al mismo tiempo eliminar los factores que puedan producirla.

Recuerda que tu labrador debe realizar ejercicio frecuente (no incentives en él hábitos demasiado sedentarios) y que debes mantener su lugar destinado de la casa, limpio (procura usar productos hipoalergénicos para la limpieza) y seguro.

 

 

 

Posibles enfermedades del Labrador en la vejez

Cuando nuestra mascota llega a una edad avanzada, debemos seguir cuidándolo con todo el amor y el afecto al que está acostumbrado desde que es cachorro. Nuestra mascota necesitará de algunos cuidados extra cuando envejece y es nuestra obligación asegurarle una calidad de vida buena como se la dimos hasta hoy.

Algunas de las enfermedades frecuentes que suelen aparecer en la vejez son la displasia y las taras oculares. La displasia es muy común en los labradores debido a su cuerpo macizo. Puede presentar dos tipos de displasia, la de cadera y la de codo. En algunos casos la displasia de cadera es hereditaria, aunque puede empeorar a causa de la mala alimentación, obesidad y ejercicios muy fuertes o violentos en la etapa de desarrollo del labrador.

 

Es importante controlar el crecimiento de nuestro labrador y garantizarle una buena y equilibrada alimentación. Con una dieta saludable podremos evitar el crecimiento excesivo y la obesidad. Los labradores tienen una tendencia natural a engordar por lo que requieren de actividad física. Sin embargo, los ejercicios deben ser adecuados para el labrador en su crecimiento para poder evitar esta enfermedad.

En el caso de las taras oculares es común encontrarse con labradores que presentan cataratas y atrofia de la retina. En el caso de las cataratas pueden aparecer cuando son jóvenes y pueden dejar sin visión al perro al año de vida. Por esta razón, un control con el veterinario todos los años será clave para evitarle esta enfermedad.

 

 

Labradores dorados

El color de tu próximo perro Labrador puede ser negro, chocolate o amarillo, aunque casi nadie le dice amarillo sino golden, y es que parecen perros de oro, tanto por su color como por su bello carácter…

Este bello pelaje color oro debe cuidarse con buena alimentación, ya que las vitaminas, proteínas y minerales se reflejan directamente sobre la calidad del pelo del perro.

Si un Labrador comienza a perder pelo o este se torna opaco y de aspecto ceniciento puede  ser falta de nutrientes o algún problema en la piel, piojos, hongos u otra dolencia dérmica, para lo cual es necesario consultar con el veterinario.

Hay que tener en cuenta estos simples síntomas ya que pueden reflejar enfermedades que pueden llevar, a la corta o a la larga, a mayores complicaciones de salud.

El baño del Labrador también es muy importante a la hora de cuidar su pelaje y por ende, su salud. Debe realizarse con jabones neutros especiales para perros, ya que no deben contener perfumes, y desparacitantes. El día del baño debe ser una fiesta para el Labrador, típico perro cobrador de agua, lo que significa que el agua le gusta mucho ya que está en su naturaleza.

Así que diviértete junto a tu mascota, y mantenlo sano y feliz.

La salud de tu labrador es parte de tu responsabilidad como dueño y proveerle los medios necesarios para mantenerlo saludable y vital fortalecerá con tu animal esos lazos de mutuo afecto que les han unido.

 

 

Quizas también te interese;

http://es.wikihow.com/prevenir-la-displasia-de-cadera-en-los-perros

 

$250.00 Comprar ahora

 

 

11 Responses

  1. mundosalud.org
    | Responder

    Un excelente texto y muy recomendable. Felicidades

  2. Tanisha
    | Responder

    Me ha apasionado este post y en ningún momento había estudiado una opinión como esta sobre el
    tema, excelente ! Felicidades

  3. Shellie
    | Responder

    ¡Excelente! A pesar de tener muchas palabras lo he analizado de
    un tirón y he bajado a la zona de comentarios directamente para agradecerte esta entrada, excelente !

    Saludos

  4. Elissa
    | Responder

    Esta vez te has superado, sin dudarlo genial entrada!!!
    Saludos

  5. Thad
    | Responder

    ¡Genial! A pesar de tener muchas palabras lo
    he analizado de un tirón y he bajado a la zona de comentarios directamente para agradecerte esta
    entrada, impresionante ! Saludos

  6. Katherin
    | Responder

    Me ha gustado este artículo y nunca había leído una opinión como
    esta sobre el tema, genial ! Enhorabuena

  7. Buddy
    | Responder

    Esta vez te has superado, de verdad excelente
    post!!! Felicidades

  8. Hans
    | Responder

    Esta vez te has superado, de verdad excelente texto!!!
    Enhorabuena

  9. Leandro
    | Responder

    En esta ocasión te has superado, en serio impresionante artículo!!!
    Enhorabuena

  10. Romaine
    | Responder

    Me ha encantado este texto y en ningún momento había leído una opinión como esta sobre el tema, excelente !
    Saludos

Leave a Reply